jueves, 28 de octubre de 2010

AILEEN CAROL WUORNOS - La Asesina


 La asesina Aileen Carol Wuornos nació en Rochester, Michigan, el 29 de febrero de 1956. Sus padres eran adolescentes y se separaron meses antes de su nacimiento, Aileen quedó al cuidado de su madre, Diane, al igual que su hermano mayor Keith. Pero la joven fue incapaz de criarla, y en marzo de 1960, Aileen fue adoptada legalmente por sus abuelos maternos.

Una dura infancia llena de malos tratos y violaciones, con un embarazo a los trece años, llevaron a Aileen Carol Wuornos a convertirse en prostituta de carretera con la única misión de matar a todos aquellos hombres que intentaran violarla.

A los seis años de edad, en 1962, Aileen sufrió quemaduras en el rostro cuando jugaba junto a su hermano y nueve años más tarde, se quedó embarazada de alguien que permaneció sin identificar. Entregó a su hijo recién nacido a un hogar de Detroit. En esos mismos días, Aileen y su hermano dejaron la casa de los abuelos, y ella empezó a trabajar en la calle como prostituta.

En 1974, usando el alias de Sandra Ketsch, Aileen Wuornos fue encarcelada en Colorado por conducta impropia, conducir ebria y disparar una pistola calibre 22 desde un vehículo en movimiento.

En 1976, de vuelta a Michigan, Aileen fue arrestada en Antrim County por golpear la cabeza de un barman con una bola de billar. Pocos días después, su hermano Keith murió de un cáncer.
En 1981 Aileen volvió de nuevo a la cárcel, esta vez en Edgewater, Florida, por robo a mano armada a una tienda. Salió de prisión 13 meses más tarde, en junio de 1983.

Su siguiente arresto, en mayo de 1984, se debió al intento de cobrar cheques falsos en un banco de Key West. Siguieron detenciones por conducir sin licencia, robo de coche, resistencia al arresto, obstrucción a la justicia y por amenazar a un hombre con una pistola calibre 22 para robarle 200 dólares. A partir de aquí sus delictivas se multiplicaron.

El 13 de diciembre de 1989, el cuerpo de un hombre llamado Richard Mallory fue encontrado en los bosques de Daytona Beach, en el estado de Florida. El cadáver tenía tres impactos de una pistola calibre 22. Un año después, otros seis cuerpos fueron encontrados en las mismas circunstancias. Todas las víctimas seguían un patrón, eran hombres de mediana edad y aparecían muertos y desvalijados cerca de algún camino. Para noviembre de 1990, ya eran nueve hombres asesinados.

El FBI sospechó desde un comienzo que los crímenes habían sido perpetrados por una o dos mujeres con rasgos de asesinas en serie. El móvil de los homicidios, sin embargo, no estaba en absoluto claro. Hasta que en diciembre de 1990 se obtuvieron los primeros retratos de la posible pareja de asesinas en serie. No pasó mucho tiempo antes que diversos testigos reconocieran en ellos a Tyria J. Moore, de 28 años de edad, y a Aileen Wuornos, de 34. Ambas vivían a la deriva en diversas localidades del estado y para obtener algo de dinero, Aileen vendía los objetos de valor que había robado a sus víctimas.

El 9 de enero de 1991, Aileen Wuornos finalmente fue detenida en un bar de Harbor Oaks. Al día siguiente Tyria Moore fue conducida a la casa de sus hermanas en Pennsylvania, y aceptó colaborar con la policía.

El 16 de enero, Aileen confesó seis asesinatos, y alegó que todos fueron cometidos en defensa propia, pues esos hombres intentaron violarla. Antes de que terminara ese mes, ella y su abogado ya habían vendido los derechos cinematográficos de su vida. El film se llamó "Monster", se estrenó en el año 2003, con actrices como Charlize Theron y Christina Ricci. Pero Aileen no puedo verla ya que el 27 de enero de 1992, un jurado declaró a Aileen Wuornos culpable de homicidio en primer grado y recomendó la pena de muerte. El 30 de enero de 1992 Aileen Carol Wuornos fue sentenciada a morir ejecutada. La pena se cumplió en el otoño de 2002.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada