jueves, 17 de marzo de 2016

Halley - Sebastian Hofmann

Título original: Halley

Año: 2012
Duración: 84 min.
País: México

Director: Sebastian Hofmann
Guión: Sebastian Hofmann, Julio Chavezmontes
Música: Zaratustra Vázquez, Diego Ibáñez, Gustavo Mauricio Hernández Dávila
Fotografía: Matias Penachino

Reparto: Alberto Trujillo, Lourdes Trueba, Hugo Albores

Productora: Mantarraya Producciones

Alberto es un hombre solitario y taciturno, que se oculta en las sombras y el silencio. Una vida no vivida hace de él cadáver caminante, y como tal, su cuerpo parece descomponerse poco a poco... Este hecho le hará apartarse de la sociedad en la misma medida, pero aún en su interior late el deseo por relacionarse, aferrarse a la esperanza, y en esa voluntad incontrolada establecerá una amistad extraña con la propietaria del gimnasio donde trabaja...

Sebastian Hofman escribe y dirige esta producción mexicana que,desde un punto de vista tan extraño como su argumento, se debate entre lo fantástico, el terror, y el más intenso y desnudo drama existencial.

"Halley" es una película muy académica, metafórica y difícil. Su puesta en escena, sencilla pero detallada, no escatima imágenes desagradables, que evocan una repulsión más efectiva que si en pantalla nos mostrara el más explícito gore, creando una atmósfera malsana, viciada y turbia. La labor de su protagonista es de apreciar logrando un personaje que despierta tanto rechazo como compasión, cosa difícil con los pocos recursos con los que cuenta. Su argumento, aparentemente simple y sutil, flirtea con la poesía más oscura, gritando desde el silencio, la concatenación de planos fijos y la decrepitud formal, emociones ligadas al miedo, el rechazo social, la exclusión, la soledad absoluta y la desesperanza más desgarradora.

Sin embargo y pese a las grandes intenciones y buen hacer de sus creadores, "Halley" peca de excesiva (pese a su escueto metraje) en la extrañeza de su vertiente visual y lo inaccesible al gran público de su narración. Su cadencia en extremo lenta, su parquedad de diálogos y un pulso moribundo hacen de ella una prueba de paciencia y resistencia para el espectador. Consigue remover conciencia y estómago, pero no entretener ni estimular demasiado, lo que hace de ella un producto interesante, pero extraño, de difícil digestión y disfrute.

Enoch
Valoración:4/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada