martes, 8 de marzo de 2016

El Último Cazador de Brujas - Breck Eisner

Título original: The Last Witch Hunter

Año: 2015
Duración: 106 min.
País: Estados Unidos
Director: Breck Eisner

Guión: Melisa Wallack, Cory Goodman
Música: Steve Jablonsky
Fotografía: Dean Semler

Reparto: Vin Diesel, Rose Leslie, Elijah Wood, Michael Caine, Ólafur Darri Ólafsson, Joseph Gilgun, Julie Engelbrecht, Rena Owen, Lotte Verbeek, Inbar Lavi, Allegra Carpenter

Productora: Summit Entertainment / One Race Films / Goldmann Pictures

Un cazador de brujas recibe, en la más importante de las misiones acometidas, la maldición de la suprema de las hechiceras, una condena a la inmortalidad. Con el paso de los años, de los siglos, verá perecer a todos los suyos hasta ser el último vástago de una orden dedicada a erradicar el mal y velar por el equilibrio entre las fuerzas mágicas y humanas. Todo parece inmutable, pero una serie de fatídicos acontecimientos traen al presente una fuerza maligna y oscura que se creía desaparecida para siempre, y el cazador habrá de librar la más difícil de las batallas arriesgándolo todo.

Breck Eisner (Sahara, The Crazies) dirige esta fantasía de acción y aventuras, una película de fácil y consumo y rápido olvido para un rato de entretenimiento relajado.

"The last witch hunter" viste su propuesta de unas notables galas visuales, creando todo un imaginario digital de criaturas y escenarios que sobrecargan la retina con su estética gótica y oscura mezclando lo clásico y moderno con bastante acierto en sus diseños, pero pecando, a tramos de barroca y escasamente justificada, estando la historia al servicio de sus efectos y no al revés como es de recibo.

Su reparto pasa sin pena ni gloria por la pantalla, con un hierático y escasamente carismático Vin Diesel al frente a quien la "inmortalidad" de su personaje parece haberle tornado la expresión de puro mármol. Junto a él, una agradable Rose Leslie (Juego de Tronos), un insulso Elijah Wood  y un bastante desaprovechado Michael Caine.

Pero quizás es su tono el que hace tambalear el conjunto, puesto que contrasta cómo a tramos pretende ser divertida, simpática y hasta graciosa, mientras que en otros momentos pretende tomarse en serio a sí misma y ser profunda en los hechos y emociones que plantea... su discurso está a la deriva y no convence en ninguna de sus vertientes dejándola en tierra de nadie.

Pese a todos sus numerosos defectos, es innegable que este blockbuster no es una buena película pero sí que acierta en el entretenimiento descerebrado que plantea y su apuesta visual, con lo que resulta un producto agradable para una tarde de domingo de escasa actividad neuronal.

Enoch
Valoración:4/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada