viernes, 4 de septiembre de 2015

San Andrés -- San Andreas (Brad Peyton)

Título original: San Andreas
Año: 2015
Duración: 114 min.
País: Estados Unidos

Director: Brad Peyton
Guión: Carlton Cuse (Historia: Andre Fabrizio, Jeremy Passmore)
Música: Andrew Lockington
Fotografía: Steve Yedlin

Reparto: Dwayne "The Rock" Johnson, Alexandra Daddario, Carla Gugino, Paul Giamatti, Hugo Johnstone-Burt, Art Parkinson, Ioan Gruffudd, Will Yun Lee, Todd Williams, Natalie Stephany Aguilar, Kylie Minogue, Archie Panjabi, Colton Haynes, Simone Kessell, Marissa Neitling, Morgan Griffin

Un equipo de científicos trabaja en la mejora en la predicción de movimientos sísmicos. Nada les podía preparar para el éxito de sus descubrimientos y menos aún cuando lo que ven en el futuro más inmediato es el mayor terremoto jamás conocido en la historia. La falla de San Andrés está a punto de generar un seismo en California que arrasará todo a su paso. En el corazón de la catástrofe conoceremos a un piloto de helicópteros de rescate que habrá de luchar contra el mismo apocalípsis para lograr reunir a su familia y salvarla de una muerte segura en un océano de masiva destrucción.

Brad Peyton (Viaje al Centro de la Tierra 2) conjura en esta película de puro entretenimiento y espectáculo todos los elementos conocidos de los films de catástrofes y los aúna, poniendo a la cabeza del desfile de desastres naturales, a Dwayne Johnson (La Roca) como el extremo héroe de acción.

Sin duda "San Andrés" consigue funcionar gracias al impecable, excesivo y orgiástico número de escenas, prácticamente continuadas, donde los efectos especiales nos sumergen en un tornado de destrucción milimétricamente cuidada para conseguir un aspecto visual impresionante que hará las delicias de todos los amantes del cine de catástrofes. Un ritmo trepidante y un trasfondo argumental, el de la familia dispersa (física y emocionalmente) luchando por salvarse mutuamente, que no se complica en absoluto, es más, peca de simplista, consiguen que, la película, si abandonamos toda pretensión artística y nos focalizamos en la acción pura y dura, sea un vehículo de descerebrada diversión, una montaña rusa que satura la retina y divierte de principio a fin.

Situaciones inverosímiles, diálogos intrascendentes, reacciones absurdas y nula complejidad encontraremos por doquier en este festival del escombro, fuego y muerte. Nula profundidad en una película donde, si queremos disfrutar, habremos de hacerlo del envoltorio, pirotecnia y espectáculo y no buscar más allá. ¿Buen Cine? En absoluto, pero un divertimento palomitero de primera.

Enoch
Valoración:6/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada