viernes, 18 de octubre de 2013

Byzantium (Neil Jordan)

Valoración: 8/10


Neil Jordan, creador de joyas del cine fantástico y de terror como "Entrevista con el Vampiro" o "En compañía de Lobos" regresa a este terreno con último proyecto cinematográfico, "Byzantium", una película de vampiros de corte clásico que trata de devolver al espectador el mito de los no muertos con toda su melancolía, oscuridad y existencialismo. La película le ha dado el pasaporte para su participación en diversos festivales como Sitges o la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián que clausura en su edición 2013.

En “Byzantium” conoceremos a una madre y una hija, vampiresas, cuya conversión en no muertas está teñida de secretos y por la que aún en la actualidad pagan el peso de la persecución y condena. Clara, dispuesta a cualquier cosa, sin escrúpulo a alguno, para mantener junto a ella a su hija y seguir adelante, juntas, hasta el fin de los tiempos. Eleanor, su descendiente maldita, una eterna adolescente de 16 años que aún dos siglos después se resiste a madurar, a asumir su condición de depredadora inmortal, una joven que deshoja su tristeza redactando la verdad de su historia y dejando las hojas escritas volar al viento del olvido y al silencio del secreto... dos vidas eternas a punto de cambiar por una serie de acontecimientos y personajes que se cruzarán en su camino.

Lejos del terror de otros films de estas características. Lejos de lo edulcorado de romances vampíricos a los que el cine nos tiene acostumbrados en los últimos tiempos. Esta película está más cercana a una melancólica historia gótica, recreando la figura del vampiro atormentado y despiadado al más puro estilo de la literatura de Anne Rice (autora que ha reverenciado la película de Neil Jordan públicamente a través de las redes sociales), no en vano, los personajes principales, interpretados magistralmente por Saoirse Ronan y Gemma Arterton, traen ecos a la memoria de un Lestat hedonista y dispuesto a todo por la eterna supervivencia y un Louis asfixiado por el peso de la vida eterna, por el dolor que encuentra en la muerte ajena y la no muerte propia...

Un film cuidado al detalle, pausado y más cercano al cine de autor que al espectáculo del cine comercial, que devuelve la fe al espectador en que aún se pueden hacer buenas películas de vampiros cuando se trata el tema con un estilo que Neil Jordan, por segunda vez, demuestra dominar.
Elegante, diferente, interesante, muy recomendable.

 Dejamos el trailer bajo estas líneas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada