viernes, 11 de noviembre de 2016

Colossal - Nacho Vigalondo

Título original: Colossal

Año: 2016
Duración: 109 min.
País: Estados Unidos

Director: Nacho Vigalondo
Guión: Nacho Vigalondo
Música: Bear McCreary
Fotografía: Eric Kress

Reparto: Anne Hathaway, Dan Stevens, Jason Sudeikis, Austin Stowell, Tim Blake Nelson, Agam Darshi, Hannah Cheramy, Christine Lee

Productora: Voltage Pictures / Sayaka Producciones / Brightlight Pictures

Un mujer vive su alocada treintena en Nueva York, su existencia, a la deriva, se va hundiendo al perder su trabajo, y tras él, a su novio. Decidida a darle un giro regresa a su pueblo natal donde intentará empezar de cero. Pero la paz de una nueva vida se ve truncada, tras unos extraños acontecimientos que comienzan a suceder en Seúl. Una gigantesca criatura siembra el terror en la ciudad, y, contra toda lógica, cuanto más transcurre el tiempo más claro resulta la conexión entre esta y la joven desorientada y perdida.

Nacho Vigalondo (Los Cronocrímenes, Open Windows) vuelve a ponerse tras las cámaras para narrarnos una película centrada en sus personajes, sus historias y vivencias, mientras los rodea de situaciones fantásticas, proyección de su mismo interior. Su buen hacer con este proyecto le ha abierto con éxito las puertas de grandes festivales como Toronto o San Sebastián, donde su película fue bien recibida.

Colossal, más allá de la grandilocuencia de su puesta en escena, es una película sobre las pequeñas cosas, sobre vidas en absoluto especiales, con unos personajes con los que la empatía es automática. Al frente del reparto, encontramos a la siempre estupenda Anne Hathaway, encarnando a la perfección la síntesis de una generación hastiada y perdida. En su devenir y actitud frente a la vida, los que la rodean, y los retos a los que se enfrenta hallaremos el nudo y verdadero interés de la película, que se apoya sobre un interesante guión que mantiene entretenimiento e interés despiertos de principio a fin.

Acertadísimo encuentro enfrentar lo pequeño de la vida de su protagonista y sus problemas, con lo grandioso y "colosal" del monstruo que es su reflejo. Para cada individuo, su propia existencia es la más trascendente e importante, y eso se proyecta a la perfección con esta dualidad mostrada en la película que no hace otra cosa que poner frente a nuestros ojos cómo la mayor aventura, lo más espectacular que cada uno encontraremos, es nuestra propia vida.

Curiosa en su planteamiento, agradable en su buena puesta en escena donde no chirrían los efectos visuales en absoluto, ni hacen sombra a la propia historia y esencia, la película de Vigalondo es un vehículo de entretenimiento y reflexión digno de visionado y debate. Interesante.

Valoración:6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada