lunes, 21 de noviembre de 2016

Frantz - François Ozon

Título original: Frantz

Año: 2016
Duración: 113 min.
País: Francia

Director: François Ozon
Música: Philippe Rombi
Fotografía: Pascal Marti

Reparto: Pierre Niney, Paula Beer, Cyrielle Clair, Johann von Bülow, Marie Gruber, Ernst Stötzner, Anton von Lucke

Productora: Mandarin Films / X-Filme Creative Pool

"Frantz" nos lleva a una Alemania derrotada tras la I Guerra Mundial. Allí conoceremos a una joven, rota por la pérdida de su prometido durante el conflicto, a cuya tumba acude a diario a depositar flores. Para su sorpresa, allí hallará, llorando sobre la misma lápida que ella visita, a un desconocido, un joven francés. El extraño entrará de esta doliente forma en la vida de esta viuda prematura y la de la familia del fallecido como un rayo de esperanza para revivir el recuerdo. Pero nada puede preparar a ninguno de ellos para los secretos que guarda el visitante sobre su amado Frantz.

El prolífico y siempre original director François Ozon se atreve con un remake de la película "The Broken Lullaby" de 1932, actualizando su historia cargándola de intrincadas sensibilidades y capas de emoción y misterio magistrales.

En Frantz encontraremos numerosos ingredientes que hacen de ella una gran y cuidada película.

Comenzando por lo interpretativo, destacaremos la gran labor de todo su elenco, con unos intachables Paula Beer y Pierre Niney como principales protagonistas con una notable carga dramática llena de matices, pero no podemos dejar de elogiar el trabajo de todos los secundarios que los rodean, sobresaliendo entre todos ellos a aquellos que encarnan a los padres del fallecido y roban la emoción del espectador a cada intervención.

En cuanto a lo visual, Ozon ha logrado una hermosa puesta en escena, que reviste la obra de un clásico blanco y negro que sabe acentuar los claroscuros de una historia profunda en su dramatismo así como regalar pinceladas de color que en lugar de chirriar, son igualmente conductoras de la narración y la emoción. Genial ambientación y espectacular fotografía terminan de aderezar el producto deleitando a la retina.

Finalmente, apuntaremos dos fortalezas más que hacen de esta película una agradable experiencia. Por una parte, la banda sonora de Philippe Rombi, habitual colaborador en la filmografía de Ozon, que regala una delicia de partitura que bien sabe marcar el ritmo del relato y el pulso de su sentimiento, y, finalmente, un guión que captura la atención desde el primer instante y es sumamente sabio en su forma de jugar con el misterio y la emoción al atrapar el interés de la audiencia y arrastrarla por sus revelaciones hasta el final mismo del film.

En conclusión, una película redonda, agradable, hermosa y elegante, tan interesante en su vertiente dramática como en sus misterios, un viaje al cine de otros tiempos aderezado con lo mejor del celuloide actual. Una experiencia cinematográfica recomendable, eso sí, para adentrarse en su historia sabiendo cuanto menos, mejor.

Valoración:8/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada