sábado, 9 de enero de 2016

Robert the Doll - Andrew Jones

Título original: Robert the Doll

Año: 2015
Duración: 90 min.
País: Reino Unido

Director: Andrew Jones
Guión: Andrew Jones
Música: Bobby Cole
Fotografía: Jonathan McLaughlin

Reparto: Lee Bane, Megan Lockhurst, Suzie Frances Garton, Flynn Allen, Cyd Casados, Annie Davies, Judith Haley, Samuel Hutchison, Ryan Michaels.

"Robert The Doll" es una película que se inspira en unos escalofriantes hechos reales. Una familia comienza a experimentar inexplicables fenómenos en su hogar, sobrenaturales acontecimientos les acechan desde que entra en escena un muñeco, de nombre Robert, del que el niño de la casa se encariña instantáneamente. La amenaza que se cierne sobre todos los habitantes del lugar crece a cada instante y la carrera contra el tiempo para librarse de un funesto final se dispara, habrán de descubrir el misterio que rodea al muñeco y sus siniestros orígenes para saber como terminar con su poder.

Andrew Jones dirige esta producción británica de terror de ínfima calidad en un momento y de una forma absolutamente oportunista a la sombra de la fama de otro juguete, otra muñeca asesina de sobrenaturales poderes, Annabelle, aquella que descubrió al gran público el film "Expediente Warren" y que tuvo su propia e irregular película.



Más allá de la historia real en que se basa, "Robert The Doll" aprovecha para su puesta en escena de mil y un recursos ya vistos, no sólo en "Annabelle" sino en "El muñeco diabólico" en sus diversas entregas, copia y pega situaciones, escenas y giros, pero de una manera tan descarada y poco cuidada que repele al espectador en busca de nuevos escalofríos.

El despropósito se subraya por un elenco de actores que realiza un pésimo trabajo, unos efectos visuales por debajo incluso de las películas de serie B de los ochenta a las que nos puede recordar a tramos, una banda sonora tan básica que resulta irrisoria y un trabajo de cámara que no desmerece al de cualquier película de "cámara en mano" o "found footage".

Con todo ello, la sensación de estafa tras el visionado es mayúscula y recuerda a los subproductos cinematográficos de la productora Asylum, pero aún más cutre porque pretende que la tomemos en serio cuando más allá del terror estamos ante un film que es involuntaria comedia de principio a fin.  Una producción a evitar, absolutamente terrible.

Enoch
Valoración:1/10
Trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada