jueves, 20 de septiembre de 2012

The Devil's Rock (La Roca del Diablo)


Valoración: 7/10

Desde las antípodas, Paul Campion firma la dirección de la  efectiva película de bajo presupuesto “The Devil’s Rock” con la que ha conseguido el favor del público a lo largo de diversos festivales así como de la crítica, subrayando ambos el máximo partido conseguido a partir de los mínimos recursos.

La película nos ubica en las jornadas previas al “día D”, en las Channel Islands, donde unos comandos se disponen a distraer la atención de los ejércitos Hitler  atacando sus emplazamientos militares. Pero aquello que encontrarán trasciende lo estratégico y humano, oscuras presencias sobrenaturales invocadas por las fuerzas nazis para consolidar su poder les esperan…


Gran parte del peso de la producción recae sobre el trío de actores protagonistas, Craig Hall, como el capitán Ben Groan de los comandos , Matthew Sunderland como el coronel Klaus Meyer, de aquellos que flirtean con lo oculto y Gina Varela, encarnando al mal en estado puro… Todos ellos bordan unas interpretaciones intensas, plenas de matices, y que, aliadas con un sencillo pero efectivo guión, dirigen al espectador a través del laberinto de emociones y descenso a los infiernos.

Complementando estas sólidas bases, los aspectos técnicos de la película aderezan la calidad del producto. Una fotografía que en su juego de luces y, sobre todo, sombras, generan una atmósfera opresiva y sacan el máximo partido a las escasas localizaciones. El cuidado al detalle en la recreación histórica de los elementos de la dirección artística y sobre todo un equipo de maquillaje que dibuja en sangrientos tonos el crescendo del físico sufrimiento de los personajes a lo largo del metraje y que dota  a las demoníacas apariciones de su protagonista femenina de la más cuidada seducción del lado oscuro fusionando horror con sensualidad.


Paul Campion, quien ya demostrara su buen hacer con el cortometraje Eel Girl (también presentado en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián como la película que nos ocupa) se reafirma como un prometedor director, demuestra que con poco dinero y cuidando el detalle se puede construir buen cine y consigue aunar casquería, horror y relato serio sin perder credibilidad en el intento.
Una película pequeña de gran cine. Recomendable.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada