jueves, 23 de agosto de 2012

Días Suicidas


Extraño es el camino,
Amargo el agua de la rutinaria fuente apática
de la que bebemos día tras día.
Príncipe de armadura escarlata
Príncipe bipolar enloquecido por la inestabilidad.

Ya no quedan princesas con las que soñar...
Ya no quedan princesas en tu reino,
Sólo queda un oscuro ángel caído
que vuela, que lo intenta, intenta que tenga su recompensa
el oscuro príncipe solitario que camina y sonríe sin ganas,
su oscuro ángel le falla porque su mente le engaña.

Extraño son que resuena,
Extraño son de la destructiva soledad
que nos enferma.
Sintiéndonos perdidos,
sintiéndonos ajados y baldíos;
inútiles piezas de un infantil puzzle
extraño que no concuerdan en su mezcla.

Como un objeto desterrado,
como un ser que sobrevive sin querer.
Hoy es el día en el que la fuerza de nuestra
decadencia nos hace renacer.

Aquí está el ajado ángel de negras alas cauterizadas,
aquí; sólo tienes que decir su nombre y ahí estará.

Siento mi dejadez, siento no poder hacerlo mejor,
siento ser quien soy, siento ese dolor,
siento no entender cómo poder hacerte ver que
esto puede ser mucho mejor...A pesar de mi pesimista fe.

Extraño príncipe escarlata, extraño príncipe del dolor,
mira tu reflejo en el espejo y pregúntate: ¿Quién soy?

N.o.E

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada