viernes, 15 de junio de 2012

Araña


La araña se ha escondido
al encender la luz.
Ella corría en busca de un
cobijo, escondiéndose de
la luz que la delata.

La araña puede dormir
pero sale y me acompaña
de madrugada.

No tiene dueño,solo el instinto
la mueve, solo el instinto importa
en la noche cuando todo está oscuro
y el asesinato es una forma de
hacerse un sitio.

La araña desnuda corre y trepa,
mata y todo sigue igual que
al principio.
Duerme de día, sale de noche.
Salgo de noche y de día desearía
ser como la araña, dormir y soñar
con el siguiente asesinato en
el solitario cuarto.

Apago la luz y espero a que salga de nuevo
la araña que de madrugada me acompaña.

-N.o.E-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada