martes, 8 de mayo de 2012

Deja que Escape


Deja que se vaya, deja que abra
sus blancas alas y cruce el horizonte
hacia un cielo azul donde la lluvia no
es de lágrimas amargas.

Mi cuerpo rígido enraizado en el suelo
de un desierto de hielo.
Mi cuerpo enfermo pide un último
aliento.
Mi cuerpo seco ve como se marchan
huyendo de este eterno invierno.

Deja que el hacha entre en mi pecho
abriendo una grieta que libere mis
sentimientos.

No puede quedarse a tu lado
muriendo poco a poco de apatía
en esta tierra maldita.

-N.o.E-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada