viernes, 13 de septiembre de 2013

Tai Chi 0 (Stephen Fung)



Valoración:7/10

Stephen Fung presentó en las ediciones de 2012 de Sitges y la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián la primera entrega de una trilogía de películas de singular estética, cocktail de clásicas artes marciales con steampunk y tintes de videojuego. El trabajo de este director y su frenética película de acción y aventuras consiguió el favor del público y cumplió su intención de divertirlo y entretenerlo.

Tai Chi 0 se centra en la historia de Yang Lu Chang, un joven dotado de un extraño poder, una fuerza sobrehumana que se manifiesta con físicos cambios tanto en su rostro como en su cabeza, donde aparece una extraña protuberancia, don que se puede tornar maldición si de él un mal uso se hace. Por ello el héroe del film se dirige a una aldea remota donde habita un maestro de Tai Chi para ser partícipe de su sabiduría. Pero en esa población son celosos de compartir sus conocimientos de las ancestrales artes del Tai Chi. Yang deberá demostrar su valía y ayudar a los lugareños contra la creciente invasión de la revolución industrial antes de ser aceptado.

La película china, protagonizada por Eddie Peng, Feng Shaofeng, Angelababy, Tony Leung Ka-Fai, Shu Qi y Daniel Wu, entre otros, funciona obnubilando a la audiencia con un bombardeo de imágenes preciosistas, estéticamente cuidadas al extremo, que se ven llevadas a su máximo exponente en las escenas donde las artes marciales se ponen en práctica, por un lado, y por otro en la aparición del amplio abanico de recursos steampunk que rompen el clasicismo en escena al llegar la revolución industrial a las remotas tierras. Mezclado con ello, recursos del más puro videojuego, logotipos y textos superpuestos a la acción buscando la sonrisa cómplice de la audiencia.

Esta extraña mezcla de elementos hacen de “Tai Chi 0” una obra ágil, divertida  y estéticamente impecable, que si bien tiene un fondo sencillo, cumple su función de vehículo de entretenimiento y espectáculo fácil de digerir y disfrutar para cualquier público. Un acierto.

-Enoch-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada